Actualidad

El caudal más bajo de los últimos 77 años: ¿qué pasa con el Río Paraná?

El abastecimiento de agua potable, la navegación, la fauna y la generación de energía hidroeléctrica son solo algunas de las graves consecuencias que se está presentando ante la histórica bajante del río Paraná.

Peces muertos, pesca deportiva negativa, falta de agua potable, energía y graves alteraciones en los ecosistemas son solo algunas de las graves consecuencias que se está presentando ante la histórica bajante del río Paraná.
 
Frente a este panorama, el Gobierno de Alberto Fernández puso en marcha un comité de crisis y anunció el sábado un Fondo de Emergencia Hídrica de 1.000 millones de pesos (unos 10,3 millones de dólares), para la asistencia de las provincias y localidades afectadas por la bajante.
 
Desde la Casa Rosada vinculan la inusual situación a la faltante de precipitaciones en las cuencas brasileñas del río Paraná y del río Iguazú. Las autoridades señalan que las bajantes y las crecidas son procesos naturales y cíclicos en cualquier sistema fluvial, pero la sequía es uno de los factores determinantes.
 
 
La problematica ocurre porque Argentina es un país de “aguas abajo”, es decir, que recibe los excedentes de las lluvias que se hayan registrado sobre la mitad norte de la cuenca del Paraná, que atraviesa el sur de Brasil y el este de Paraguay.
 
Los problemas que esto genera afectan a las provincias del noreste o litoral, Misiones; Chaco; Formosa; Corrientes; Santa Fe; Entre Ríos, y también Buenos Aires.
 
Sin embargo, organizaciones ambientalistas sostienen que las causas van más allá de una eventual sequía, y que están emparentadas con la contaminación, el cambio climático, la deforestación e incendios de bosques, las obras de dragado, el aumento de la navegación fluvial, las represas hidroeléctricas, la expansión de la frontera agrícola y ganadera, entre otros factores de origen humano.
 
 
Por su parte, el Instituto Nacional del Agua (INA) informó que prevalece una tendencia descendente en todas las secciones del río Paraná en territorio argentino. Además, agregó que estas condiciones continuarán predominando los próximos tres meses.
 
A su vez comentaron que este mes es especialmente crítico, con afectación a todos los usos del recurso hídrico, exigiendo especialmente a la captación de agua fluvial para consumo urbano.
 
De esta manera, la mesa de trabajo que conduce el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, trabaja para mitigar las posibles consecuencias sobre la población y el ambiente en las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y Misiones.
 
A través del Fondo de Emergencia Hídrica se destinarán los recursos para trabajos en las tomas de agua sobre el río Paraná y arroyos interiores; la adquisición de bombas y dragados para tomas de agua, adecuación de canales, cañerías de conducción y aducción e impulso, y pontones para tomas temporarias, cuyo relevamiento está haciendo la Prefectura Naval Argentina.
 
SITUACION EN ENTRE RIOS 
 
En el puerto de Paraná, la capital de la provincia de Entre Ríos, el caudal descendió tres centímetros esta semana hasta llegar a una altura de -17 centímetros por debajo del nivel del mar; la peor marca desde 1944, cuando había llegado a -1,40 metros.
 
La bajante actual mantiene al río lejos de su nivel de aguas bajas (2,30 metros) y de su altura promedio en julio (3,10 metros); y ya superó las marcas de 1971 (0,50 metros), las de 2020 y 1970 (0 metros).
 
SITUACION EN SANTA FE
 
En el puerto de Santa Fe, la bajante del río Paraná llegó a 0 centímetros, es decir, siete centímetros menos que la medición del día anterior, y con estos datos el río Paraná vuelve a medir cero centímetros luego de 56 años, cuando alcanzó la cifra récord de -14 centímetros.
 
SITUACION EN GOYA, CORRIENTES. 
 
El Riacho Goya, uno de los brazos más importantes del río Paraná, está completamente seco tras dos años de bajante histórica. El nivel de las aguas permite, incluso, permanecer parado en el medio de su cauce sin siquiera mojarse.
 
El cauce está ubicado a la vera de la ciudad de Goya, a metros del lugar conocido como “la curva del regimiento”, en el camino a Puerto Boca. Cruza la mencionada localidad en toda su extensión, separando a la ciudad de la isla Las Damas, zona internacionalmente famosa por ser escenario de la Fiesta Nacional del Surubí.

Fotos del día
Nacionales e Internacionales