Nacionales e Internacionales

Argentina concretará seis vuelos con 5 millones de vacunas anti covid esta semana

Se abre una semana muy activa, con dosis que llegan desde Estados Unidos, Rusia y China, además del arranque de la producción nacional. La provisión de vacunas permite mantener y hasta aumentar el ritmo de inoculación.

Este último sábado se registraron 15.631 casos confirmados y 495 muertes por Covid. Los envíos de Sputnik V no constituyen la única novedad. Este lunes se sumaría un segundo vuelo desde Albuquerque, Estados Unidos, con otro que vendría en la semana, con un millón de dosis más. Por todo ello, en la semana que se inicia este lunes, la cifra de vacunas que llegarán a Ezeiza es muy posible que supere los cinco millones de dosis en dos vuelos de China, dos vuelos desde Estados Unidos y dos de Moscú.
 
A semejante movilización aérea se suma la producción en el Laboratorio Richmond de la vacuna Sputnik: hay una partida lista y dos más, con dosis 1 y dosis 2, a terminar en julio. Esto permite mantener e incluso aumentar el ritmo de vacunación. Fuentes cercanas al ministro bonaerense Daniel Gollán afirman que se va a cumplir el pronóstico de que la provincia de Buenos Aires va a estar vacunando a personas menores de 40 años antes de fin de mes. En CABA, el ministerio de Salud porteño anunciará esta semana la inscripción de personas de 40 a 44 años y es posible que también avance a menores de 40 antes del 30 de junio.
 
 
Más aviones con vacunas
El discurso opositor tiende a ser sepultado por la demoledora cantidad de aviones que traen vacunas desde las distintas plantas farmacéuticas. El cronograma es el siguiente:
 
Este sábado y domingo salieron dos aviones de Aerolíneas Argentinas hacia Beijing. Como anticipó en forma exclusiva Página/12 en su momento, son los dos primeros embarques de un total de seis contratados con Sinopharm.
 
El lunes llega en vuelo de LAN un nuevo envío de Oxford/AstraZeneca. Son 1.134.000 dosis cuya sustancia activa fue producida en mAbxience, en Garín, y terminadas en la planta AMRI, de Albuquerque.
 
El cuarto vuelo de la semana está programado para el miércoles 23, también con un avión de Aerolíneas Argentinas, pero a Moscú. Y al día siguiente parte otro Airbus de la línea de bandera, igualmente a Moscú. En la provisión rusa se produjo un bache de casi 15 días -el último vuelo fue el 10 de junio-, pero el Instituto Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa ya enviaron en junio 1.290.000 dosis. La lógica es que superen los dos millones de vacunas que vienen enviando. Como suele suceder, todavía no se sabe ni la cantidad exacta ni qué dosis vienen en cada vuelo. Todo hace suponer que vendrán de las dos dosis.
 
Fuentes cercanas a AstraZeneca le revelaron a este diario que está previsto otra remesa más desde Albuquerque, con un millón o más de dosis. En la planta norteamericana se terminaron 21 millones de dosis, pero se distribuyen en buena parte de América Latina. En todos los casos, el principio activo se fabricó en Argentina.
 
También en el país, pero en el Laboratorio Richmond, se terminaron 460.000 Sputnik V, dosis 1, que en su totalidad se entregaron la transportadora Andreani. Ni bien el Instituto Gamaleya apruebe el control de calidad -se mandaron muestras a Moscú- y haga lo propio la Anmat, el Ministerio de Salud le ordenará a Andreani la distribución. Un dato clave: Richmond va a terminar una partida más de dosis 1 y la siguiente será de dosis 2. El laboratorio de Marcelo Figueiras dice que las dos partidas estarán listas en julio, en base a la sustancia activa que el Gamaleya enviará antes de fines de junio.
 
Si se suman vuelos y vacunas previstos se verá que en los próximos siete días estarán llegando más de cinco millones de dosis y la cifra podría hasta duplicarse en julio.
 
La edad de los inmunizados en provincia de Buenos Aires
Fuentes del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires diagnosticaron la situación de la vacunación: “ya hay municipios chicos en que se vacuna a personas menores de 40 años. Le aseguro que estaremos haciendo lo mismo en los municipios grandes antes de fines de mes”. De esa manera se cumpliría lo pronosticado por el ministro Daniel Gollán en Página/12 hace dos semanas: que en el distrito bonaerense se estaría vacunando a ciudadanos de 30 a 39 años ya en junio.
 
Este sábado, la provincia de Buenos Aires se aprestaba a batir su record de vacunación para un fin de semana: tenía asignados 115.000 turnos para este sábado y, además, los mayores de 55, cuya vacunación ahora es libre, sin turno, se acercaron en forma masiva a los vacunatorios. En la mayoría de los municipios bonaerenses grandes se está convocando a personas de 40 a 49 y a personas de más de 50 que todavía tenían la vacunación pendiente. Pero el equipo de Gollán y Nicolás Kreplak confía en que se cumpla el pronóstico de llegar a los municipios grandes con la vacunación de personas menores de 40 antes del 30 de este mes.
 
La situación en CABA
 
En CABA, durante la semana que pasó se inscribieron las personas de 45 a 49 y el ministerio que conduce Fernán Quirós completaba la vacunación de esa franja durante este fin de semana. El próximo grupo de edad es el de 40 a 44 que empezaría a vacunarse el jueves que viene. Para eso, la inscripción se abriría el miércoles.
 
El ministerio de Quirós prevé concentrarse en aplicar segundas dosis al tiempo que se termina el grupo de 40 a 44. Eso podría demorar la vacunación de los menores de 40. Como se sabe, hay una intensa campaña de Juntos por el Cambio tratando de instalar que quien no tiene las dos dosis no está vacunado, una forma de ningunear lo que hace el gobierno nacional, a pesar de que el gobierno porteño fue uno de los primeros en apoyar la estrategia de cubrir la mayor cantidad de gente con primeras dosis. Como es tradicional, juega en combinación con los grandes medios.
 
El proceso avanza bastante parejo en todo el país, pero hay municipios e incluso provincias un poco más avanzadas. Tiene que ver con la cantidad de personas mayores que tienen, el volumen de quienes tienen enfermedades previas y el número de ciudadanos que se inscribieron. Si hay muchas personas de edad o con enfermedades previas, tarda más la vacunación de los más jóvenes. Si hay pocos que se inscribieron, le llega a más velocidad a las franjas de menor edad. Pero el ritmo es tan intenso que se avanza de un grupo a otro en muy pocos días.
 
Fuente: Página 12

Fotos del día
Nacionales e Internacionales