Actualidad

Mataron a balazos a una joven correntina a la salida de una fiesta

Todo sucedió a raíz de una discusión en un festejo de cumpleaños. Por el hecho hay dos personas detenidas, entre los cuales hay un policía contra quien apunta la familia de la joven de 20 años.

Una joven de 20 años, oriunda de Corrientes, fue asesinada a la salida de una fiesta en Bahía Blanca al recibir dos balazos en el pecho por parte de un policía y su hermano que dispararon contra el frente de la casa en la que ella se encontraba y de la que horas antes los habían hechado por estar borrachos.
 
El hecho ocurrió durante la mañana de este domingo, en una vivienda ubicada sobre la calle Darregueira al 2500, en dicha ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires, adonde varias personas participaban de un festejo de cumpleaños.
 
En un momento de la noche, cuando el encuentro ya se estaba terminando, dos sujetos aparicieron y desde un auto comenzaron a disparar contra el frente de esa casa, hiriendo gravemente en el tórax a la víctima, identificada como Agustina Galarza.
 
Tras el ataque, la muchacha fue trasladada en un vehículo particular hasta el Hospital Interzonal Dr. José Penna, ubicado a unos kilómetros de la escena del crimen, donde la joven falleció producto de las lesiones.
 
En tanto, los agresores escaparon del lugar en el mismo auto en el que se movilizaban, por lo que comenzaron a ser intensamente buscados por la Policía.
 
En la pesquisa intervino personal del Comando de Patrullas, de la comisaría 1ra. y de Policía Científica, bajo las directivas del fiscal de Homicidios bahiense, Jorge Viego, quien dispuso que se llevaran a cabo distintas diligencias en procura de identificar y localizar a los asesinos.
 
Según las fuentes, a partir de estas tareas, por la tarde fue detenido un hombre de 32 años, quien resultó ser un policía que se encuentra de licencia por vacaciones, como sospechoso de haber efectuado los disparos que mataron a Galarza.
 
Este efectivo se encontraba entre los invitados a la fiesta junto a su hermano y que a raíz de una discusión fueron echados del lugar por el dueño de casa porque “se encontraban ebrios”.
 
Siempre de acuerdo con la hipótesis de los pesquisas, el policía y su hermano abordaron un vehículo desde el que efectuaron varios disparos contra el frente de la vivienda, dos de los cuales impactaron en el pecho de su víctima.
 
El investigador consultado precisó que los testigos refirieron que fue el detenido quien disparó desde el “asiento del conductor”. A su vez, el hermano del policía fue detenido por “encubrimiento”, al tiempo que los pesquisas secuestraron el vehículo utilizado.
 
En este contexto, Rocío, la mamá de Agustina en diálogo con LA BRÚJULA 24, expresó su profundo dolor, pidiendo justicia y que el autor del hecho pague por lo que hizo.
 
“Mi hija salió de trabajar en Relievee, junto a su hermana de 19 años fueron al after a pocas cuadras de mi casa. Me la mataron, ella iba a cumplir 21. Era una chica que no tenía maldad, no entiendo, no caigo, veo su cama, su ropa”, recalcó la mujer, en su charla con el periodista Germán Sasso.
 
Además, señaló que “quiero que se haga justicia, que ese maldito policía pague. No sé quién es este policía, no era su amigo. Ella estaba con su grupo, como tampoco sé de quién es la casa de la fiesta”.
 
“Solo sé que el policía estaba de licencia, que hubo una pelea, lo sacaron y cuando regresa empieza a disparar desde afuera al frente de la casa. El médico me dijo que no la pudieron salvar”, indicó, en otro tramo de la entrevista radial, comprensiblemente afligida y con la voz entrecortada.
 
Y añadió: “No sé cómo voy a seguir. Agustina vivía conmigo, estuvo en pareja dos años y sufría por ese amor que se terminó. Amaba a su ex novio, era mi compañera, la mayor de cuatro hermanos”.
 
“Agustina salvó la vida de su propia hermana, la corrió a un costado cuando el policía disparó desde la calle. Era la luz de mi vida”, describió Rocío.
 
 
 
También agregó que “ahora está viajando mi familia desde Corrientes, de allá somos y nosotros hace siete años que vivimos en Bahía Blanca. Que esa persona pague porque a mi nadie me va a devolver a mi hija, siento un gran vacío, me levanté con miedo”.
 
“Que se pudra en la cárcel porque mató a una persona de 20 años que no tenía maldad, era mi hija, mi todo. Mi Agus no está más conmigo ni con sus hermanitos. Solo pido fuerzas para seguir luchando y que esta persona no salga más”, finalizó, inmersa en un profundo dolor.

Fotos del día
Nacionales e Internacionales