Nacionales e Internacionales

Por las trabas a las importaciones habría escasez inminente de baterías

La Cámara Argentina de Fabricantes de Acumuladores Eléctricos (Cafae) advierte por una fuerte crisis para el sector que podría derivar en una inminente escasez de productos y no sólo eso, también aseguraron que en los próximos 30 días varios fabricantes se verán en la necesidad de a suspender personal por falta de insumos.

Las trabas a las importaciones generan distorsiones en muchas industrias. Días atrás, Infobae contó en exclusiva los problemas de Agrale, un fabricante de carrocerías para colectivos y camiones que avisó por carta a sus proveedores que frenen las entregas. Luego, la autopartista japonesa Yazaki informó que no le puede pagar a quienes les envían insumos desde el exterior. "La interrupción o retraso de los pagos como consecuencia de la restricciones impuestas por el BCRA, están completamente fuera de nuestro control", aseguró la empresa que es parte de un grupo global con 300.000 empleados y presencia en 46 países.
 
Ahora, la Cámara Argentina de Fabricantes de Acumuladores Eléctricos (Cafae) advierte por una fuerte crisis para el sector que podría derivar en una inminente escasez de productos y no sólo eso, también aseguraron que en los próximos 30 días varios fabricantes se verán en la necesidad de a suspender personal por falta de insumos. Lo hicieron por medio de una carta enviada al Banco Central, quien por medio de la reciente Circular "A" 7030 restringió las condiciones de pagos al exterior.
 
 
 
 
"Lamentablemente, en los próximos 30 días varios fabricantes se verán en la necesidad de suspender personal por falta de insumos. Esto podrá afectar a más de 4.000 personas de mano obra directa y unas 5.300 de mano de obra indirecta de los proveedores locales en los diferentes rubros. La fabricación de nuestras empresas asociadas sustituye importaciones por más de cincuenta millones de dólares por año a la vez que nuestras importaciones pueden llegar a nueve millones de dólares al año", dijo Cafae en la nota firmada por su presidente Yamil Jalit.
 
 
Los problemas en este sector de la cadena tendrían un impacto directo en la fabricación local de vehículos. Si bien la industria también fabrica baterías y componentes para móviles, la mayoría son importados por los fabricantes y ensambladores locales.
 
 
 
La entidad destacó que "la mayoría de los fabricantes de baterías de todo el país, que a la fecha no pueden abastecerse de insumos importados, que no se producen en el país, ya que las condiciones de pago a 180 días hacen que el proveedor del exterior no esté dispuesto a otorgar un crédito a tan largo plazo".
 
 
 
En ese contexto le pidieron al Banco Central que conduce Miguel Pesce, y también a Daniel Scioli, a cargo del Desarrollo Productivo y a quien copiaron la misiva, que "revean o atemperen esta situación, porque nuestros asociados quieren seguir trabajando y mantener la fuente de trabajo para sus empleados y crecimiento del país".
 
Cafae aseguró que las empresa que las componen, que emplean a unas 4.000 personas, "tienen una capacidad productiva para satisfacer la totalidad de las necesidades del mercado doméstico, pero al no poder contar con los insumos productivos, repuestos, moldes y bienes de capital están imposibilitadas de cumplir con el normal proceso productivo".

Fotos del día
Nacionales e Internacionales