Actualidad

Tensa vigilia en Mercedes por una definición de la crisis institucional

El intendente Diego Caram se mantiene en el cargo, mientras el Concejo -con mayoría opositora- hará seguramente mañana las presentaciones ante el STJ para que se lo intime a que deje momentáneamente la Intendencia hasta que se resuelva su situación judicial.

La intrincada crisis institucional que se desató en Mercedes mantiene este fin de semana en tensa calma el escenario político de la ciudad del Paiubre. Todo indica que el intendente Diego Caram se mantendrá en el cargo a la espera de una definición por otros carriles institucionales, mientras que el Concejo –con mayoría opositora- activó la vía judicial para que sea el Superior Tribunal de Justicia (STJ) el que haga deponer la postura de Caram y que se aleje momentáneamente del cargo hasta que se resuelva una causa judicial en su contra por presunta malversación de fondos públicos.
 
El tema es complejo y la grieta paiubrera ya quedó claramente en evidencia cuando el legislativo municipal avanzó con dos sesiones especiales en las que se trató la situación del Jefe comunal, a partir de la ratificación en segunda instancia del auto de procesamiento que pesa en su caso.
 
 
 
 
Así, el viernes el Concejo aprobó una resolución en que conminaba a Caram a dejar el cargo y que quedara en su lugar la viceintendenta Juana Gauto. La postura de los ediles se basó principalmente en lo que dispone el Artículo 224 de la Constitución Provincial: "En los casos de procesos penales que involucren a los funcionarios comprendidos en el presente artículo, confirmado el procesamiento en segunda instancia por delitos relacionados con la función pública, se produce la suspensión inmediata en el ejercicio del cargo".
 
 
En este sentido, le dieron seis horas de plazo para que acatara esa disposición constitucional, pero como finalmente se mantuvo en el cargo, decidieron llevar el caso a los estrados judiciales, específicamente al STJ por considerar que hay una desobediencia constitucional. Tal como lo publicó época ayer, esta vía ya fue decidida el mismo viernes y comenzará a concretarse en las próximas horas con solicitud de apertura de feria incluida.
 
 
 
A todo esto, para Caram la resolución aprobada por los concejales (que en principio había empatado en cinco votos y finalmente desempató el titular del cuerpo, Gerardo Condado), es sólo una invitación y que detrás hay una intención política de suspenderlo y destituirlo, porque no hay justificativo para realizar estas acciones en el Concejo.
 
"Ya estoy acostumbrado a esto, que no es nuevo para mí, ya sea cuando fui concejal, secretario de gobierno o quedé a cargo del Municipio. Ya tengo el cuero (curtido), creo que el yacaré tiene más blando su cuero que yo", dijo en declaraciones a la prensa local.
 
Respecto del plazo de seis horas que le dieron para dejar el cargo y que quede a cargo su Vice, "Tape" Caram resaltó que esa medida "es una invitación nada más...", y que "es una pavada lo que hicieron".
 
En este marco, sostuvo que "durante dos semanas estuvieron diciendo que me iban a suspender… Y bueno, si tienen los seis votos y me quieren suspende, que lo hagan; que se animen a hacerlo", desafió.
 
  
Además, cuestionó al fiscal Adrián Casarrubia, quien impulsó la causa judicial en su contra. "¿Presidente de qué partido era?", preguntó el Intendente a la espera de que le digan que era de la UCR. "En Mercedes saben quién somos. Acá no hay ningún justificativo. En 2023 y 2025 hay elecciones, que se presente; y que la UCR aprenda a ganar elecciones", subrayó Caram.
 
 
 
En tanto, para oposición "se cumplió el plazo brindado al Intendente y no se apartó del cargo. No hubo ninguna respuesta positiva a nuestro pedido y (por eso) se habilita la vía judicial", confirmaron a época.
 
También, en este marco hablaron de situaciones al menos sospechadas de "aprietes" del oficialismo a concejales de la oposición. "Lo mismo para la amenaza de realizar una denuncia por presunta incompatibilidad de cargos públicos, contra una concejal del PL", acentuaron fuentes de la oposición.
 
Asimismo, el Frente de Todos de la provincia de Corrientes salió a pleno a respaldar a "Tape" Caram, uno de sus principales intendentes en la provincia. Y lo hicieron a través de un contundente comunicado en el que denunciaron presiones políticas a la Justicia.
 
Lo cierto es que ahora el STJ tendrá seguramente la última palabra del caso.
 
"Es un embate político de la UCR"
El senador provincial del PJ-FDT José "Pitín" Aragón fue consultado sobre la situación en Mercedes y dijo que "es claramente un embate político de la oposición local, del radicalismo".
 
"La situación nos parece improcedente en término jurídico, ya que en principio el Concejo no consiguió los dos tercios para aprobar la suspensión del Intendente. Pero al margen de las cuestiones estrictamente jurídicas, nos parece que es un embate de la oposición local, el radicalismo, orquestada a través del Gobernador", indicó a época.
 
 
 
  
En este sentido, consideró que "tiene la finalidad de llevar todo este conflicto político, que deviene a una cuestión judicial, al Superior Tribunal para que dicte luego resoluciones en contra del FDT y en especial del intendente Diego Caram".
 
Por su parte, el senador radical Noel Breard: "Desde el punto de vista jurídico es claro el tema, debe alejarse del cargo. Por eso Caram cuestiona la Justicia. Normalmente la política, cuando le es adverso un fallo, empieza a cuestionar la legitimidad de los jueces".

Fotos del día
Nacionales e Internacionales