Actualidad

Corrientes emitió una alerta por peligro “alto” de incendios en cuatro ciudades

La perspectiva climática aún no permite establecer un límite temporal del escenario de aguas bajas y la sequía que afecta a la provincia. Marcaron focos de calor con satélites.

La Dirección de Recursos Forestales de Corrientes volvió a emitir ayer una prohibición de “hacer fuego” para las ciudades de Corrientes, Virasoro, Esquina y Bella Vista, por peligro alto de incendios. Las últimas advertencias de este tipo por parte del organismo provincial fueron publicadas en marzo (al finalizar el verano) y en los primeros días de mayo.
 
En tanto que el Seguimiento de la Producción Agropecuaria (Sepa) reportó nuevos focos de calor durante las últimas dos semanas en la provincia de Corrientes y el Litoral argentino. A través del mapa de información sobre incendios para el sistema de gestión de recursos (Firms, por su sigla en inglés), alertaron sobre otros grandes incendios en el delta del Paraná.
 
Como parte del refuerzo logístico para prevenir incendios forestales en la provincia, la Dirección de Recursos Forestales comenzó este mes con capacitaciones a la población general, con el objetivo de fortalecer el sistema combatiente, junto con bomberos de Itá Ibaté. El programa estatal prevé este tipo de cursos de nivel básico para todo Corrientes, por lo que los interesados pueden consultar por capacitaciones en zonas cercanas en la casilla corrientesforestal@hotmail.com
 
Las Dirección de Defensa Civil sostuvo que verificaron el territorio de Corrientes y no encontraron grandes incendios durante las últimas semanas, a pesar del informe del Sepa. El jefe de Operaciones, Orlando Bertoni, indicó a la prensa local este fin de semana: “Los sensores marcan calor, lo que no significa que sea de incendios. Los mandamos a verificar y resulta que no hay fuego. Hasta hoy no tenemos reportes de incendios”.
 
Mientras que los pronósticos meteorológicos a largo plazo todavía no son precisos en cuanto al fin de la bajante histórica del río Paraná y de la crisis hídrica que afecta a la región.
 
Según el último informe del Instituto Nacional del Agua (INA), las condiciones son en general mejores que las observadas en 2020 y 2021; sin embargo, la perspectiva climática aún no permite establecer un límite temporal del escenario de aguas bajas predominantes iniciado en marzo de 2020.
 
Y el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé para el trimestre junio-julio-agosto de este año, “mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación normal o inferior a la normal para la porción argentina de la cuenca del Paraná de aporte a Yacyretá”.
 
A la par, la pronosticadora agrónoma María Alejandra Ojeda adelantó que en este mes de julio “los índices de sequías son altos”.

Fotos del día
Nacionales e Internacionales