El primer bimestre del año fue negativo para los supermercados

Agobiados por la inflación y por la consiguiente pérdida del poder adquisitivo de las familias, las cadenas locales tuvieron un indicador negativo del 4% en el comparativo interanual. La carne subió un 40% entre enero y febrero.

Las ventas en los supermercados correntinos no repuntan y el primer bimestre del año habría arrojado cifras que denotan que lo comerciado entre enero y febrero es un 4% inferior a lo registrado en igual etapa del año pasado.
 
 
En ese contexto, según un informe nacional, Corrientes es uno de los ocho distritos del país que cerraron 2022 con un porcentual negativo (2,7%) en el comparativo interanual de ventas en términos reales.
 
Al respecto, época consultó a Ernesto Barbero, gerente de una cadena local de fuerte raigambre barrial. "Los dos primeros meses del año fueron complicados, pero pudo ser peor", semblanteó y agregó: "La pérdida del poder adquisitivo se siente porque la inflación no se detiene y las fuertes subas registradas en alimentos de primera necesidad, como la carne, golpean de lleno en la economía de los capitalinos".
 
Es de destacar que la carne subió un 40%, precisamente en el bimestre último. "Lamentablemente, los cortes cárnicos de Precios Justos no llegan hasta nosotros, se quedan en las grandes cadenas de las principales ciudades del país", lamentó.
 
De igual modo, Barbero remarcó: "Nos espera un año complicado si no se logra controlar a la inflación. La gente quiere consumir, pero si el dinero no le alcanza es entendible que se compre lo justo y necesario porque todo sube. No sólo los alimentos, sino el costo de vida en general".
 
En esa tesitura, se puede apreciar que por ejemplo en marzo el regreso a clases sin dudas que generará un cimbronazo en los números de la alicaída economía de las familias. Eso le resta la posibilidad de compra en otros rubros y eso se observará en futuros arqueos como el de los supermercadistas.
 
   
Balance
Las ventas en supermercados tuvieron en 2022 un crecimiento a valores constantes en 17 distritos y en 13 de ellos el incremento porcentual fue superior al 1,6% del promedio nacional.
 
Los datos fueron dados a conocer, días atrás, por la consultora Politikon Chaco, de manera complementaria al informe sobre ventas en supermercados y autoservicios mayoristas que difundiera ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).
 
Entre Ríos fue la provincia con mayor aumento, con una suba del 7% en sus ventas respecto del nivel de 2021, siempre en términos reales, aunque en valores absolutos se ubicó en el décimo puesto, con $ 63.347 millones, el 2,4% del total nacional.
 
Entre las 25 jurisdicciones (se divide a la provincia de Buenos Aires entre el Conurbano y el resto), la región del GBA encabezó las ventas por montos, con $ 630.385 millones, un 24% del total y un 2,5% de incremento porcentual real.
 
En ocho casos hubo descensos interanuales en términos reales: Formosa (-0,1%), San Juan (-0,2%), Santa Fe (-0,3%), resto de Buenos Aires (-1,2%), Catamarca (-1,3%), Tucumán (-2,1%), Corrientes (-2,7%) y Jujuy (-3,4%).
 
En cuanto a los montos de ventas acumuladas en el año pasado, después del Gran Buenos Aires se alistaron CABA ($408.551 millones), resto de Buenos Aires ($272,863 millones), Córdoba ($236.014 millones), Mendoza ($136.346 millones), Santa Fe ($121.183 millones) y Neuquén ($103.626 millones).
 
Con menos de $100.000 millones figuran Río Negro ($94.599 millones), Chubut ($78.292 millones), Entre Ríos ($63.347 millones), Santa Cruz ($61.614 millones), Salta ($53.856 millones), Tucumán ($46.756 millones), Misiones ($40.286 millones) y Jujuy ($38.742 millones).
 
Las diez provincias con menos ventas fueron Corrientes ($33.674 millones), Tierra del Fuego ($30.550 millones), San Juan ($27.339 millones), La Pampa ($26.983 millones), Chaco ($25.800 millones), San Luis ($24.302 millones), Formosa ($20.545 millones), Santiago del Estero ($18.537 millones), Catamarca ($16.651 millones) y La Rioja ($13.909 millones).
 
Ropas y zapatillas con precios dolarizados
En Buenos Aires, la aparición de algunas vidrieras con los precios de los productos en dólares sorprendió a los consumidores.
 
Esta coyuntura trasparentó que los precios de la ropa y de las zapatillas en Argentina comenzaron a dolarizarse.
 
Hay que tener presente que las ventas minoristas del sector textil e indumentaria se desplomaron en enero y profundizaron la tendencia decreciente que mostró el sector durante 2022.
 
"Es muy difícil sobrevivir con estos niveles de inflación. Desde ningún punto nos vamos a acostumbrar a esto, porque no es normal. Hay muchas inclemencias. Nos cuesta conseguir mercadería, las listas se actualizan como mínimo cada dos semanas", expresó el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Alfredo González.
 
"Es difícil obtener los valores de referencia en algunos productos en particular", añadió.
 
Fuente: época




Link:
http://www.panoramacorrientes.com/notix/noticia/34834/el-primer-bimestre-del-ao-fue-negativo-para-los-supermercados